0 Valoraciones | Añade tu puntuación
El recebo es una enmienda compuesta por arena silícea de granulometría entre 0,25 y 1 mm, que incorpora un porcentaje de materia orgánica.
6,00€
  • Especial para césped
  • Exterior
   

La función principal del recebado es controlar el fieltro, o thatch, que se forma por la falta de equilibrio entre el crecimiento del césped y la descomposición de los restos orgánicos que se generan durante su desarrollo.
El recebo es una enmienda o material compuesto por arena silícea de granulometría entre 0,25 y 1 mm, que además incorpora un porcentaje de materia orgánica.
El recebado también cumple otras misiones sobre el césped, como la de favorecer la emisión de nuevas raíces o mejorar la permeabilidad del suelo y su resistencia mecánica. Además, su utilización es idónea para la cobertura de las semillas cuando se realiza una resiembra, para corregir las desigualdades debidas al hundimiento de zonas del suelo o cuando se escarifica el césped.

El recebado se puede llevar a cabo prácticamente durante todo el año, si bien es más recomendable efectuar un recebado a principios de primavera y otro en otoño. De todas formas, se debería efectuar uno por lo menos una vez al año.

 

Escribe tu propia valoración

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
13 + 6 =

Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.